Imprimir

Son unas bolsas de piel, material sintético o caucho que sirven para llevar encima el tabaco que se va a consumir durante el día. Preservan la humedad durante cierto tiempo, pero es conveniente guardar en ellas sólo el tabaco que se va a fumar, pues puede secarse.