Imprimir

Sirven para almacenar el tabaco en optimas condiciones. Generalmente los tabacos que se venden en lata hermética se conservan bien en ésta durante algún tiempo. Sin embargo los de bolsa y los de latas grandes tienden a perder humedad. Se venden botes de diversos materiales y medidas, pero no todos cumplen el requisito imprescindible de ser completamente herméticos. Sí lo cumplen muchos botes que pueden adquirirse a mucho menor precio, aunque no estén pensados para conservar tabaco. Muy adecuados son los de cristal que tienen una tapa con una arandela de goma que se asegura con un cierre metálico.