Imprimir

O simplemente limpiapipas. Son unas escobillas largas y delgadas fabricadas con hebras de algodón insertadas en un fino alambre torcido en espiral. Son baratas y desechables. Las hay de dos clases: normales y abrasivas. Las primeras se usan en la limpieza diaria de la pipa y durante la fumada, para absorber humedades en el caño y la cánula. Las segundas son rasposas y sirven para una limpieza en profundidad. En la sección de limpieza hablaremos de ellas con más detalles. Las mejores escobillas son las cónicas (con un extremo más delgado que el otro) y de color blanco, que nos permiten apreciar cuándo la pipa está limpia por completo.